Conoce a Julio: El Papá Noel peruano

“Cada año, Julio se disfraza de Papá Noel y lleva alegría a niños de las zonas más alejadas de Lima”

La Navidad es una fecha muy importante porque es la oportunidad perfecta para compartir con nuestros seres queridos. Pero los más pequeños de la casa, siempre esperan con ansias esta celebración por la ilusión de un personaje querido: Papá Noel. 

Hay tantas historias de personas que se disfrazan en esta fecha para llevar alegría no solo a sus casas. También a los niños que tienen muchas necesidades o que a veces no cuentan con los recursos para celebrar. Pero, hay una historia que resalta en particular por todo lo que hay detrás.

Julio Arroyo tiene 41 años, es diseñador gráfico y tiene su orquesta, pero también es conocido como el Papá Noel peruano.




Su historia empezó en el 2004, cuando un día su hijo Bryan le preguntó si Papá Noel existía. Él le aseguró que sí, pero el niño se quedó con la duda, afirmando que nunca lo había visto. En complicidad con su familia, ese año, Julio decidió vestirse de Papá Noel, comprar unos juguetes y sorprender a su hijo.




Es así como nació el personaje, pero ese año, un comentario le cambió la vida por completo a Julio. 

“Un chiquito de mi barrio me dijo: “oye, pero yo tengo una pelota mejor”. Entonces me hizo pensar que ellos sí tienen y que mejor, lo que estoy juntando, debería llevarlo a lugares más pobres para niños que en verdad lo necesitan”.

Julio empezó a vestirse de Papá Noel y a llevar la Navidad a diferentes zonas. Llegó a casi todos los conos de Lima y a provincias, siempre con el espíritu navideño y la buena energía que lo caracteriza.



Más allá de su buen corazón y de preocuparse porque más niños vivan con ilusión esta fecha, la Navidad significa mucho para él: “Es compartir, compañía familiar, dar felicidad. Regalar ese tiempo, ir a un lugar, comprar algo bonito, un detalle y dar a un niño o a personas que en verdad necesiten. Regalar tu tiempo, tus ganas. Y tu mejor regalo será su sonrisa o la alegría de que esas personas se dan cuenta que no están solas.

Mi satisfacción es que más personas sigan mi ejemplo. Que en cada zona haya varios Papás Noeles, con disfraz o sin disfraz, pero que la idea sea la misma. Llevar alegría”.

Si quieres ayudar a Julio a llevar alegría a los niños de una comunidad de Villa María del Triunfo, visita nuestro Taller Navideño, donde podrás dejar tus donaciones y realizar manualidades para los niños. Te esperamos en #BarrioJockey. Para más información, ingresa aquí