Retratando una pasión

El artista chimbotano Richard Castañeda realizó dos murales en nuestro Barrio Jockey
Desde que a los seis años vio a su hermana dibujar, Richard quedó tan fascinado que decidió dedicarse a eso. No paró de hacerlo y a partir del 2011, salió a la calle para vivir del arte. Su estilo es el realismo y le apasiona pintar retratos, sobre todo aquellos que expresan muchos sentimientos y emociones. 

¿Cuál es tu proceso para crear murales?

El proceso empieza con tener buenas fotografías y ver cada rostro para poder sacar el parecido más exacto. Empiezo haciendo el boceto con tizas y lápices de colores, midiendo las proporciones. Antes de pintar, el dibujo ya debe tener la expresión de cada rostro. Si no es así, no se puede obtener un parecido. Al terminar eso, voy pintando de claro a oscuro. Todo esto te ayuda a llega al color exacto de cada tono de piel. Es un proceso de años poder perfeccionar eso.

¿Cuál es el concepto de los murales que realizaste en Barrio Jockey?

Es una forma de acercarnos más a nuestras raíces y a nuestros ídolos. Sentirnos orgullosos de ser peruanos, de ver el sueño tan anhelado de ir a un mundial después de 36 años. Ahora los niños y jóvenes ven que con esfuerzo y sacrificio se puede lograr cada meta que nos proponemos y que unidos podemos conseguir muchas cosas. Las personas se toman fotos en el mural de Rusia 2018 y en el de España 82 y veía a los adultos enseñarles un poco de historia sobre esa época y los nombres de los jugadores de esa penúltima selección que nos llevó a un mundial. 
 ¿Siempre te gustó el fútbol o por qué empezaste a retratar a nuestros seleccionados?

Empecé a pintar a los jugadores por encargo en una loza deportiva de Chimbote sin pensar que mis trabajos se harían viral. Por otro lado, si de fútbol hablamos, yo podría decir que si no me hubiese dedicado a pintar, hubiese jugado fútbol. Desde niño me ha gustado la pelota y no lo hacía mal. Pero la pasión pudo más y aquí sigo al servicio del arte.

¿Cómo recibes el cariño de las personas y que tu arte se haya viralizado?

Esto ha marcado un antes y un después en mi trayectoria. La gente me muestra su cariño y apoyo. Me felicitan y me dan consejos, que recibo con mucha humildad. Es bonito cuando ves sonreír a la gente frente a cada mural. Motiva a dar lo mejor de uno. 

Ven a disfrutar de los murales de Richard y los de muchos más artistas en nuestro Barrio Jockey, un lugar de inspiración y donde se respira mucho arte y cultura.
 ¿Siempre te gustó el fútbol o por qué empezaste a retratar a nuestros seleccionados?

Empecé a pintar a los jugadores por encargo en una loza deportiva de Chimbote sin pensar que mis trabajos se harían viral. Por otro lado, si de fútbol hablamos, yo podría decir que si no me hubiese dedicado a pintar, hubiese jugado fútbol. Desde niño me ha gustado la pelota y no lo hacía mal. Pero la pasión pudo más y aquí sigo al servicio del arte.

¿Cómo recibes el cariño de las personas y que tu arte se haya viralizado?

Esto ha marcado un antes y un después en mi trayectoria. La gente me muestra su cariño y apoyo. Me felicitan y me dan consejos, que recibo con mucha humildad. Es bonito cuando ves sonreír a la gente frente a cada mural. Motiva a dar lo mejor de uno. 

Ven a disfrutar de los murales de Richard y los de muchos más artistas en nuestro Barrio Jockey, un lugar de inspiración y donde se respira mucho arte y cultura.
¿Cuál es el concepto de los murales que realizaste en Barrio Jockey?

Es una forma de acercarnos más a nuestras raíces y a nuestros ídolos. Sentirnos orgullosos de ser peruanos, de ver el sueño tan anhelado de ir a un mundial después de 36 años. Ahora los niños y jóvenes ven que con esfuerzo y sacrificio se puede lograr cada meta que nos proponemos y que unidos podemos conseguir muchas cosas. Las personas se toman fotos en el mural de Rusia 2018 y en el de España 82 y veía a los adultos enseñarles un poco de historia sobre esa época y los nombres de los jugadores de esa penúltima selección que nos llevó a un mundial.