Un tiempo para ti, mamá

Te dejamos unos consejos que harán tu día más feliz

Ser mamá es un trabajo que demanda la mayoría de tu tiempo (por no decir todo) y esto muchas veces genera cansancio y estrés. Es importante tanto para tu salud física como emocional que reserves unas horas del día solo para ti. 

Aquí te contamos algunas cosas que puedes hacer para ponerle una pausa a tu día a día y relajarte:

  • Inhala y exhala: el estrés hace que nuestra respiración varíe. Respiramos más rápido y nuestro cuerpo se acelera más. Solo debes usar una técnica sencilla para calmar tu respiración: Siéntate en un lugar relajado, cierra los ojos y toma un respiro largo por la nariz. Retenlo unos segundos y luego expúlsalo por la boca. Debes concentrarte y no pensar en nada más, repitiendo este proceso 20 veces lograrás estar tranquila.

  • Date una vuelta: dar una caminata todos los días al menos por treinta minutos, no solo es beneficioso para decirle adiós al estrés. Caminar regularmente ayuda a prevenir enfermedades del corazón, fortalece tus huesos, mejora la circulación y tonifica tus músculos. Recuperarás toda la energía y te sentirás renovada.

  • Vino para el alma: gracias a su alto contenido de antioxidantes, beber vino tinto de forma moderada es ideal para reducir el estrés. Toma una o dos copas de vino mientras disfrutas de un buen libro, una rica cena y o tu canción favorita. 



  • Un baño relajante: una de las cosas más sencillas y que funciona mejor para nuestro organismo es un buen baño caliente. No solo te ayudará a relajar músculos, también estimula tu cuerpo para liberar endorfinas. Utiliza también algunas sales de baño naturales y unas gotas de aceite esencial (de preferencia lavanda). Además, no olvides elegir un buen playlist y unas velas aromáticas que ayudarán a crear ese ambiente ideal para liberar la tensión.

  • Baila: no solo es una actividad física que ayuda a nuestro cuerpo. También es considerado una muy buena forma de subir el ánimo y evitar la depresión. Gracias a internet, hoy en día podemos ver muchos tutoriales con rutinas de diferentes ritmos. Así que no seas tímida, elige una canción, sube el volumen y practica tus mejores pasos.