Sonrisas que cambian vidas

¿Conoces la historia de Blanca?

Ella nació con labio fisurado y paladar hendido. Desde pequeña, tenía problemas para comer, respirar y no podía sonreír.


Pero su historia tuvo un final feliz gracias a su familia, amigos y a Operación Sonrisa. 
Así como Blanca, en nuestro país existen muchos niños que esperan la oportunidad de ser operados y de esta forma, cambiar sus vidas.


Una de ellas es Angela.

Angela nació prematuramente hace casi un año en Cajamarca. Liliana, su mamá, tuvo que ser hospitalizada durante un mes por complicaciones con su embarazo. Ella no supo que su hija tenía labio fisurado y paladar hendido hasta los dos días de nacida. 

La familia conoció el trabajo que realiza Operación Sonrisa Perú a través del tío de Angela, quien vive en Lima y vio el anuncio de una de las campañas médicas. Sin pensarlo dos veces, decidieron venir a Lima para participar de las evaluaciones previas a la cirugía, con la esperanza de que Angela fuera elegida. 



El 7 de mayo del 2018 hospitalizaron a Angela y su operación se realizó al día siguiente. 
Su mamá estaba muy nerviosa, pero confiaba en los resultados. 
Angela salió muy bien de la operación y luego de sus controles postoperatorios, Liliana está muy feliz con los resultados: “Mi hija no tendrá que sufrir más por los prejuicios de las personas que no conocen sobre este tipo de malformaciones. Estoy muy agradecida”

Gracias a tu apoyo, hoy podemos ayudar a más niños a sonreír y sonar sin límites. Sé parte de #DonaUnaSonrisa, colaborando de las siguientes formas: